NOVEDADES

El mercado industrial en tiempos de elecciones

Escrito por:
Arq. Roberto Mollo
Director Comercial Regional de HORMETAL

En vísperas de una elección presidencial, la incertidumbre suele ser el rasgo predominante del clima de negocios en Argentina. Sin embargo, los tres candidatos con mayor intención de voto han dado, hasta ahora, señales de mesura en pos de favorecer el desarrollo de los mercados. De cumplirse esas intenciones, el sector logístico e industrial será beneficiado por un contexto de reglas claras y condiciones previsibles. 
En este escenario, la situación actual de nuestra actividad involucra, simultáneamente, aspectos positivos y negativos. 
El contexto inflacionario es un problema que afecta a la rentabilidad, ya que las empresas no pueden trasladar a los precios de venta todos los incrementos de costos. Esto también provoca distorsiones como la proyección disparada de los salarios y la baja de la rentabilidad. Las empresas constructoras deben estar atentas a la reducción de costos, pero sin descuidar la calidad.
Por su parte, el atraso cambiario impacta en las exportaciones, debido a que los costos internos generan que los precios de venta en dólares sean menos competitivos o que las empresas resignen rentabilidad en las operaciones al exterior. 
El mercado logístico, particularmente, necesita reglas claras a mediano y largo plazo. Por ejemplo, un centro de logística es una gran inversión que demanda entre 12 y 24 meses de construcción, según la envergadura de la obra.
El crédito bancario y las hipotecas son los medios necesarios para incentivar estas inversiones. Es preciso desarrollar una política de créditos blandos y tener la convicción de que los centros logísticos e industriales traerán aparejados, no solo el empleo directo de personal, sino también los empleos indirectos y ahorros en movimientos de mercancías, tiempo y transporte.
El proyecto de ley para fomentar el desarrollo de los entramados industriales en todo el país, que actualizará el Registro Nacional de Parques (Renpi) y que incluirá a los públicos, privados y mixtos, además de sumar a los cooperativos, es otro buen indicio de cara al futuro. 
Asimismo, algunas iniciativas como la 1ra Exposición de Parques Industriales de la Provincia de Buenos Aires (Epiba) estimulan el espíritu comunitario del sector logístico e industrial, mediante la oferta de líneas de financiación, la exposición de los parques industriales disponibles y el encuentro entre los máximos referentes del sector. 
Por último, algunas empresas apuestan por la expansión regional. Uruguay, por ejemplo, es un mercado libre en el que pueden ingresar productos de otros países con el pago correspondiente de los derechos de importación, según los acuerdos comerciales que el país oriental tiene con otras naciones. Brasil es un competidor fuerte, sobre todo después de haber devaluado su moneda. 
El futuro muestra señales positivas. Los avances en el desarrollo de naves AAA, sumado al ritmo dinámico de diferentes sectores productivos como el agro, dan un gran envión al mercado logístico e industrial. Del futuro presidente también depende el estímulo de reglas políticas claras que permitan el crecimiento sustentable.

Haga click aquí para ver nota publicada en cronista.com