NOVEDADES

La logística también busca mitigar su impacto

Centros y procesos logísticos sustentables ganan cada vez más espacio. "Las primeras interesadas fueron las empresas que querían tener oficinas sustentables y certificadas, luego, se abrió el espectro hasta llegar a los centros logísticos y de distribución", cuenta Roberto Mollo, Director Comercial Regional de Hormetal.

Los desafíos medioambientales en logística se vinculan, fundamentalmente, con el transporte y el almacenamiento de mercaderías. "El movimiento requiere energía, el reto es lograr movimientos más eficientes, transportar ‘más con menos’, priorizar las vías hídricas y las férreas", explica Eduardo Bastitta, gerente General de Plaza Logística. En cuanto al almacenamiento, el impacto disminuye con la ubicación de los parques logísticos, que disminuyen las distancias de transporte. 
El diseño de islas ecológicas es otra tendencia creciente. Estos desarrollos apuntan al reciclaje y el uso responsable de materiales. "Se instalaron distintos ecopuntos para lograr la separación de residuos por familia, acopio ordenado, señalización adecuada y disposición de los contenedores para la carga y descarga eficiente de la basura", explica Bastitta. 

Mollo destaca asimismo que la construcción de centros logísticos certificados bajo normas LEED es la tendencia actual en el mercado local. "Esta certificación evalúa las acciones para prevenir la contaminación a la hora de la construcción, la ubicación del predio, la gestión de desechos, las facilidades de acceso al transporte público para quienes trabajen en él y los sistemas modernos de ahorro de electricidad". En el país ya realizaron la primera obra de 30.000m2 certificada bajo esta norma para Plaza Logística.
"El cumplimiento de los estándares de certificación implicó una inversión adicional de $ 20 millones -subraya Bastitta- y parte se recupera en cuatro años gracias al ahorro energético".

Desde Natura -cliente de Plaza Logística- aseguran que la certificación LEED representa la inversión productiva más importante efectuada en materia de operaciones y logística fuera de Brasil. "Esto nos permitir aumentar en más de un 80% la capacidad actual de procesamiento de pedidos y envíos que realizamos cada día cumpliendo nuestros objetivos de sustentabilidad", destaca Christian Silveri, su gerente de Asuntos Corporativos.
"El proceso es muy costoso pero se obtiene un repago en ahorro de costos energéticos. Sin embargo, en la Argentina estos sistemas no son competitivos por ser una economía que subsidia la energía", señala Mollo.
El ahorro de implementar centros logísticos sustentables es significativo: se reconoce entre 24% y 50% en el uso de energía, entre 33% y 39% en la emisión de CO2, 40% en uso de agua y 70% en reciclaje de materiales.

En el caso de Walmart, los formatos de cercanía que opera la firma disponen de un espacio limitado de depósito. La mercadería que llega del centro de distribución a estas tiendas contempla residuos como el cartón y el nylon, los cuales no sólo ocupaban espacio, sino también eran desechados de forma descentralizada y sin soluciones de tratamiento final. "Buscamos aprovechar la vuelta de los camiones pagos de las tiendas al centro de distribución para trasladar los residuos", señala Francisco Koron, director de Logística de Walmart.
Una vez en el centro, se descargan los rolls con el cartón y nylon recolectado y se compactan en fardos que se venden a una empresa para su reciclaje.

 

Haga click aquí para ver nota publicada en cronista.com